descargar el artículo original en pdf

Juan I. Capafons, C. Dolores Sosa
Departamento de Psicología Clínica, Psicobiología y Metodología, ULL


Las nuevas tecnologías han demostrado su capacidad de crear nuevas formas de interacción social, aprendizaje, ocio y relaciones académicas o laborales. Sus ventajas se han puesto de manifiesto de manera contundente con la aparición de la pandemia que hemos sufrido y seguimos sufriendo. Estas ventajas, sin embargo, no están exentas de venir acompañadas de peligros. Esos peligros, por lo general, emanan de su mal uso o abuso.  En este trabajo se presentan resultados del estudio Desenredate (subvencionado por el Gobierno de Canarias), llevado a cabo por la Universidad de la Laguna junto con los Colegios Profesionales de Psicología de nuestra comunidad durante cinco años (2016 a 2020). Más de 13.000 jóvenes, de entre 12 y 18 años, fueron encuestados sobre los principales temas relevantes relacionados con las nuevas tecnologías (daños como el ciberacoso, sexting o grooming, adicciones en el terreno de las redes sociales y videojuegos, y el emergente problema de las apuestas online). Además, se desarrollaron guías formativas, con diversas acciones preventivas y de actuación psicosocial, y se llevaron a cabo diversos talleres para jóvenes y formación del profesorado. Los resultados indican que esas acciones repercuten en un mayor conocimiento de los riesgos de las TICs y en una mayor conciencia por parte de adolescentes y tutores encaminada a trabajar en acercamientos saludables en el uso de los dispositivos tecnológicos.

volver a la revista
Descargar PDF