descargar el artículo original en pdf

Fernando Rodríguez Otero

Psiquiatra Coordinador del Programa Ambulatorio de Trastornos de Personalidad del Hospital de Gran Canaria Doctor Negrín.

Tamara del Pino Medina Dorta

Enfermera Especialista en Salud Mental. Unidad de Salud Mental de Telde.


El fenómeno migratorio es un fenómeno complejo “Cada migración, su porqué y su cómo se inscribe en la historia de cada y familia y del individuo” (Grinberg y Grinberg, 1996). La inmigración de un país a otro es un proceso psicosocial con efectos duraderos en la identidad del individuo, se ponen en juego cuatro espacios determinados que van desde los afectos, el espacio interpersonal y psiquíco, temporalidad y afiliación social. En este proceso se debe tener en cuenta la personalidad previa del sujeto, sus características psicológicas predominantes, pero en el caso de los adolescentes marroquíes que deciden subirse en un cayuco varias cuestiones se ponen en juego:

  1. Por un lado la construcción de una identidad que en la mayoría de ellos los colocan en el síndrome de difusión de identidad descrito por Erikson, todo ello en un proceso de cambio a nivel biológico donde las áreas implicadas en la cognición social están afectadas y donde los modelos prementalizadores aparecen inevitablemente ante un ambiente que se torna hostil y lleno de incompr Se produce un estado de flujo que recuerda a la fase de separación e individuación de la niñez. Es aquí donde aparecen los cortes como modo teleológico de funcionamiento, como manera de regularse emocionalmente, en el mismo lugar aparecen también las adicciones
  2. Por otro lado la migración como un fenómeno traumático, el sentimiento de desamparo, de desolación, aquí las reacciones emocionales pueden oscilar desde lo depresivo en relación a la pérdida y la añoranza hasta lo persecutorio, aquí la migración moviliza múltiples mecanismos de defensas la mayor parte basado en la escisión. En este caso lo traumático de la migración se une a traumas anteriores, en un momento donde se está organizando la identidad y donde se carece del apoyo social necesario.

Ante toda esta complejidad, el sostén (holding) enseñado por Winnicot, el favorecer un espacio transicional para llevar todo este proceso, el favorecer la traducción de elementos beta en alfa en el sentido de Bion, unido a habilidades para favorecer la regulación emocional permitirán una mejor transición por todo este proceso.

Bibliografía

  1. Bateman, A. y Fonagy, P. (2016). Tratamiento basado en la mentalización para trastornos de la per Desclée de Brouwer.
  2. Grinberg, L y Grinberg, R. (1996). Migración y exi Editorial Biblioteca Nueva.
  3. Winnicott, D. W. (2006). Obras esc RBA Biblioteca de Psicoanálisis.
  4. Bion, W. (1980). Aprendiendo de la eBarcelona, España: Paidós. Obra original publicada en 1962.
  5. Achotegui, J. (2006). Estrés límite y salud mental: el síndrome del inmigrante con estrés crónico y múltiple (síndrome de Ulises). Migraciones, 19, 59-85.
  6. Tognarelli, A. (2007). Consecuencias del déficit en la mentalización del traumaSumma Psicológica, 4(1), 17-20.
volver a la revista